Saga de Poseidon
LA SAGA DE POSEIDON  

CABALLO MARINO U HIPOCAMPO

Este es el animal mitológico y a la vez actual que representa Biane.
Se cuenta que en la mitología, cuando Poseidón salía de sus casas en el fondo del Mar para dar un paseo o tener una diligencia, salía en un carruaje de oro con incrustaciones de corales y piedras preciosas el cual era tirado por un grupo de caballos de Mar.
De entre todos estos, destacaba uno en especial por sobre los demás, que era Bito o Bitos, según otros mitos.
Este animal era el predilecto del Dios, por que había sido un regalo de Tethis, la nereida.
Cuenta la leyenda que Bito era de un color más refulgiente que el mismo oro, y que siempre iba al frente de los demás caballos de Mar que guiaban el carruaje del señor del Mar.
Aunque según otras leyendas los que tiraban del carruaje eran los tritones.

Similutudes del General Marino con la leyenda:
Biane es escurridizo como un caballo marino, orgulloso y además la casualidad más evidente es que fué el primero en combatir...
Al igual que Bito, quien iba siempre al frente de las huetses de Poseidón.

ESCILA Y CARIBDIS


Esta ó debería decir estás bestias mitológicas son las que representa Eo ó Io en el manga.

Escila y Caribdis, en la mitología griega, dos monstruos marinos que moraban en los lados opuestos de un estrecho, personificación de los peligros de la navegación cerca de rocas y remolinos.
Escila era una criatura horrible con doce pies y seis largos cuellos, cada uno con una cabeza con tres hileras de dientes, con los cuales devoraba cualquier presa que tenía a su alcance; vivía en una gruta sobre un acantilado.
Cruzando el estrecho, en su lado opuesto, había una gran higuera bajo la cual vivía Caribdis, el remolino, que, al tragar y vomitar las aguas del mar tres veces al día, devoraba cualquier cosa que se le acercara.
Cuando el héroe griego Odiseo pasó entre ellas, fue capaz de evitar a Caribdis, pero Escila se apoderó de seis hombres de su barco y los devoró. En épocas posteriores, se creía que la posición geográfica de este peligroso paso era el estrecho de Mesina, entre Italia y Sicilia, con Escila en el lado italiano.
Escila, originalmente una hermosa muchacha a la que amaba un dios marino, había sido transformada en un monstruo por su celosa rival, la hechicera Circe.

--> Según otra versión:

ESCILA:

 

Su genealogía es confusa, hija de Hécate y Forcis, de Equidna
y Tifón o quizás de otra pareja de dioses.
Antiguo monstruo marino cuyas primeras representaciones nos muestran un engendro con la mitad superior de mujer y la mitad inferior de serpiente o dragón.
Con el tiempo el mito evolucionó hasta aparecer como una mujer de la que salían por su parte inferior seis medios perros, con una cabeza y dos patas cada uno.
El origen del monstruo tenía varias versiones. Según una, Escila era una hermosa muchacha de la que se enamoró Glauco, el doncel despreció a la maga Circe por Escila, en venganza Circe la metamorfoseó.
Otra versión contaba que el enamorado de Escila era Poseidón, su esposa Anfitrite despechada pidió a Circe la transformación.
Aún una tercera, relata que tanto Glauco como Poseidón la pretendían y que la transformación fue una venganza de Poseidón porque el elegido fue Glauco.
Vivía en una cueva en el estrecho de Mesina. Cuando algún marinero se ponía a su alcance, Escila lo devoraba. Este engendro aparece en las aventuras de Ulises.
El héroe logró escapar del peligroso monstruo, pero durante la aventura, seis de sus compañeros fueron devorados.
Ciertas tradiciones adjudican la muerte de Escila a Heracles Cuando el héroe regresaba a Micenas tras robar los bueyes de Geríones, Escila se comió parte del ganado. Se entabló un combate entre el héroe y el engendro que ganó Heracles.
Sin embargo, se contaba que después Forcis la había resucitado.


CARIBDIS:

Hija de Gea y Poseidón. Se supone que en principio era una hermosa muchacha caracterizada por su gran voracidad.
En cierta ocasión robó a Heracles varios de los bueyes de Geríones y los devoró. Como castigo, Zeus la arrojó al mar. Del mar surgió Caribdis transformada ya en un monstruo que tres veces al día absorbía grandes cantidades de agua con todo lo que se hallase en ellas, peces, navíos, etc.
Poco después devolvía todo lo tragado. Vivía en una gruta situada en uno de los salientes del estrecho de Mesina, en el lado opuesto del estrecho vivía otro monstruo legendario, Escila. Estos monstruos simbolizaban los peligros a los que los navegantes debían enfrentarse.
Ulises cruzó dos veces el estrecho de Mesina. La primera vez prefirió enfrentarse a Escila, consiguió pasar pero perdió a seis marineros. La segunda vez, tras la matanza de las vacas del sol, Zeus envió una tempestad que arrastró el barco hasta el abismo de Caribdis.
Solo Ulises, que no había participado en el festín elaborado con las vacas, pudo salvarse. Cuando el héroe iba a ser engullido, logró asirse a una higuera que crecía en la entrada de la gruta del monstruo, después cuando Caribdis regurgitó lo tragado, Ulises se agarró al mástil de su antiguo barco.

Similitudes del General Marino con la leyenda:
En Saint-Seiya se le representó a Escila como una bella mujer que en su interior poseía 6 mortales bestias, el lobo, el águila, el oso, el vampiro, la serpiente y la abeja reina.
Por lo consiguiente, me lleva a la conclusión de que Io ó Eo de Escila fué una fusión de ambos mitos, del de Escila y del de Caribdis.

 

CHRYSAOR

 

 Este Dios menor es representado por el General Marino Khrisna.
Cuenta la leyenda que Chrysaor fué uno de los hijos de Poseidón y tenía por él un cariño muy especial.
Se dice que al cumplir la mayoría de edad, Crhysaor se embarcó en la busqueda de un animal que asolaba a los habitantes de la antigua Isla de Ceilán.
El mounstruo en cuestión se trataba del Endríago, un animal con rasgos de varias bestias.
Durante el combate con la bestia, Crhysaor perdió la reluciente vestimenta que le protegía, por lo que su padre le pidió a Hefesto, el herrero de los Dioses, que le hiciera un arma.
De esta forma, cuando estaba a punto de ser devorado por el Endríago, Poseidón le envió a su hijo la lanza dorada, forjada por Hefesto con la que dió muerte a tan terrible animal.
Según otra leyenda, Chrysaor obtuvo la lanza como regalo de cumpleaños.

Similitudes del General Marino con la leyenda:
Khisna, es originario de la isla de Sri Lanka, antes llamada Ceilán.
Al igual que Chrysaor, Khrisna es valiente y arrojado.
Ambos poseen la lanza dorada forjada por Hefesto.
En mi opinión este es de los más cercanos personajes a su leyenda.


LEUMNADES O LYMNADES

Esta criatura mitológica esta representada por Kaysa.
En la mitología griega, los Lymnades eran una especie de duendecillos que vivían en los lagos y se encargaban de proteger a las ninfas de cualquier hombre.
Al ser capaces por don divino de poder ver en el corazón los sentimientos de los hombres, los Lymnades usaban esa habilidad para disfrazarse
de los seres queridos de los incautos y después los devoraban.

Similitudes del General Marino con la leyenda:
Kaysa era el perfecto Lymnades, despiadado, cruel y claculador.
Sin mencionar que también poseía el mismo don que los legendarios duendes de los lagos.
Puesto que se podía transformar en el ser más querido de su oponente para tomar ventaja sobre él.

KRAKEN O CRACKEN

 

Esta bestia legendaria, es representada por Isaac.
monstruo marino del folclore noruego, parecido a un calamar gigante. La primera mención escrita sobre el craken aparece en la Historia de Noruega, de Ludvig Holberg (1752), pero el monstruo era ya conocido por los pescadores noruegos del siglo XVI. Estos notificaron que durante un día caluroso, varias millas mar adentro, los sondeos que hacían sobre la profundidad subieron misteriosamente de 15-20 brazas a sólo 5, y que capturaron una cantidad anormalmente grande de peces. Según ellos, esto se debió a que un craken estaba saliendo a la superficie, por lo que remaron hasta una distancia segura y vigilaron si aparecía. Tenía tres mil metros de largo, con brazos como mástiles, y era tan fuerte que podía echar a pique un barco de guerra. Cuando se sumergió, originó un remolino tan fuerte que arrastró varios barcos bajo el agua.
Algunos informes aseguran que sólo han sido vistos dos craken, y que sus cuerpos no serían encontrados hasta el día del fin del mundo. Otros hablan de la celebración de una misa por el obispo de Nidros a lomos de un craken que permaneció inmóvil hasta que finalizó la celebración. También se han consignado avistamientos de estos monstruos varados en los arrecifes de Alstadhang (1680) y en Rothesay, en la isla de Bute (Escocia, 1775).
Los científicos piensan que el craken legendario no era más que un calamar gigante y que la extraña variación de profundidad de los pescadores noruegos pudo deberse a que centenares de calamares pequeños crearon un fondo falso, confundiéndoles en su sondeo.

Similitudes del General Marino con la leyenda:
Isaac era originario de Finlandia, muy cerca de Noruega.
Estaba fascinado con la leyenda del Kraken.

SIRENA

 

Esta criatura fantástica la representaba Sorento.
Generalmente son consideradas hijas del dios-río Aqueloo, aunque a veces se nombra al dios marino Forcis como su padre. También hay disparidad de opiniones respecto a quien fue su madre, suele ser unánime la idea de que descienden de una Musa, pero los autores no se ponen
de acuerdo sobre cual, pudo ser, Melpómene, Terpsícore o quizás Calíope.
Son monstruos marinos con la mitad superior con forma de mujer y la mitad inferior con forma de ave. Su número varía según las versiones. En un principio eran dos y se llamaban Agláope y Telxíope,
posteriormente fueron añadidas Teles, Redne, Molpe, Pisínoe, Parténope, Leucosia
y Ligia. Poseían una maravillosa voz con la que osaron retar a las Musas. La competición fue vencida por las Musas, que como castigo a su osadía, arrancaron las plumas a sus rivales. Avergonzadas, las Sirenas se retiraron a las costas Sicilianas, cerca del estrecho de Mesina.
Con sus cantos atraían a los incautos marineros, que incapaces de resistirse, chocaban irremediablemente contra las rocas.
Tras el naufragio, los navegantes eran devorados por las Sirenas. Cuando Ulises pasó cerca de ellas, logró evadir el peligro gracias a los consejos de Circe. El héroe taponó los oídos de su tripulación con cera, pero como él deseaba oír tan  hermosos cantos, ordenó que lo atasen al mástil del barco. De esta manera
consiguió sustraerse al influjo de las mágicas melodías. También los argonautas pasaron cerca de las Sirenas, sobreviviendo al intento. Cuando estaban junto a ellas, Orfeo entonó tan bellas canciones, que los argonautas no se sintieron embrujados por el canto de las Sirenas. Solo Butes se arrojó al mar en su intento de alcanzarlas, pero fue salvado por Afrodita. Según un oráculo, las Sirenas perecerían cuando un mortal pudiese sustraerse al hechizo de sus cantos.
Por lo que existe una leyenda que relata como las Sirenas se sumergieron en el mar después de que lograse pasar Ulises, y tras la derrota que les infligió Orfeo, se suicidaron.
Estos monstruos femeninos estaban situados en los limites del mundo conocido y simbolizan la advertencia de los peligros que pueden acechar a los que pretendan traspasar esta frontera. La idea del cambio de un mundo, a otro desconocido, derivó en una asociación de
la Sirenas con el mundo de los muertos. De manera que son finalmente consideradas divinidades de ultratumba. Cantaban para los bienaventurados y representaban la armonía celestial. Por lo que frecuentemente podemos encontrarlas representadas en sarcófagos.
Se les representa habitualmente con alas, pico de águila y cuerpo de león. Vivian en el país de los Hiperbóreos.
Cierta leyenda relata como Apolo les había ido a buscar y había regresado a Grecia cabalgando sobre los lomos de uno de ellos.
Estaban consagrados a Apolo y vigilaban sus tesoros para protegerlos de los Arimaspos. También custodiaban las cráteras de vino de Dionisio. Un mito más reciente cuenta que se encargaban de velar por el oro que había en los desiertos del norte de la India.
La razón de esta vigilancia podía deberse a que éste era su cometido o al deseo de proteger a sus crías, puesto que ponían sus nidos en las montañas de las cuales se extraía el preciado metal. El nombre de Sorrento es el de un poblado de Italia que esta cerca de Napoles, es uno de los lugares donde vivian las sirenas.

Similitudes del General Marino con la leyenda:
Al igual que la Sirena usaba su canto para hipnotizar a su presa, Sorento utilizaba la música de su flauta para tomar control sobre su oponente.
Una diferencia bien marcada, es que a la flauta de Sorento no se podía evitar escucharla ni aún tapándose los oídos.


DRAGON DE MAR

Este monstruo era representado por Kanon.
criatura marina imaginaria que, según se creía, tenía una apariencia monstruosa semejante a la de una serpiente. Durante la época en que zarpaban los navíos a remo, existía la creencia de que las serpientes de mar destruían muchos barcos. No hay ninguna evidencia científica de la existencia de monstruos marinos semejantes a serpientes. Las exageradas descripciones de serpientes de mar o peces remeros han dado origen probablemente a muchos relatos con la presencia de estos monstruos; también es probable que las algas que flotan en el mar hayan contribuido a este mito. Asimismo se cree que existe un monstruo semejante en las aguas del lago Ness (Escocia).

Similitudes del General Marino y la leyenda:
Pues la verdad, no hay casi semejanza entre el dragón marino y Kanon.
A menos que el ser traicionero sea una de ellas, en fin fue lo único que se me ocurrió...



Por:

 

Publicidad
 
Últimas noticias SS:
 

Cortesía de SS Ice Planet

[+] Confirmado! Juego para PS3:

Saint Seiya Senki

Afiliados
 
 
·ï¡÷¡ï· Saint Seiya Forever ·ï¡÷¡ï·

Promocionar tu página también
 
Hoy habia 5 visitantes (11 clics a subpáginas) ¡Gracias x visitarnos!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=