El Gran Amor de Athena Cap.II

Capítulo 2. El Amor de Athena

A la mañana del día siguiente, una oleada de clamores que rompían el silencio,sacudieron el Santuario. Era el clamor que todos alzaban para alabar a Athena y celebrabar su advenimiento. 

 Debido a la conspiración de Saga de Géminis su figura había estado envuelta en un velo de misterio e incluso algunos habían dudado de su existencia, pero, ahora la misma diosa se mostraba ante ellos en toda su hermosura y nobleza.

Todos los habitantes del Santuario se  regocijaban del resultado de la batalla y la victoria de la justicia y rezaban, confiaban en que de ahora en adelante la paz devuelta perduraría para siempre.

Ese era el mismo sentimiento que albergaba Saori.

El Santuario  que era un lugar que podría considerarase como un punto clave para el mantenimiento de la tierra se había convertido en un campo de batalla y  la sangre de muchos amigos había sido vertida.

En la dulce y a la vez llena de fuerza sonrisa que Athena devolvia a los que estaban ante ella no había nadie que pudiera percibir un solo punto oscuro.

Excepto una persona....

En las afueras del Santuario, en un frondoso bosque se alzaba silencioso un antiguo y pequeño templo que nadie advertía. Era conocido como "La fuente de Athena", pero esto no era por que allí existiese una hermosa fuente sino por que  el aire de esos alrededoresdurante miles de años , había parecido como si punzase la piel, hélándola.

Incluso dentro del Santuario podría decirse que casi nadie conocía la existencia de este templo. Era como una UVI( Unidad de Cuidados Intensivos) para caballeros. Y tanto Seiya como sus compañeros, los cinco, que habían quedado agonizando tras las graves heridas recibidas en la batalla, ahora  estaban siendo allí atendidos en todo lo que fuera posible hacer por ellos.

En ese bosque de oscuro verdor, con la falda del vestido, completamente blanco casi transparente, ondeando tras ella, Saori andaba presurosa.

-Imaginaba que vendriaís Athena-

Ante ella Mu le cortaba el paso.

Mu, en ese momento, no pasó por alto en la expresión de Saori el miedo que por un instante apareció en su rostro. El miedo de quien se cree culpable de un terrible crimen, algo que no era propio de Athena.

-Por supuesto Mu.....como Athena que soy, es natural que me preocupe el estado de mis caballeros, los caballeros de Athena. Además es por mi culpa que ellos.....
-Si son caballeros es normal que sean heridos en nombre de Athena e incluso aunque mueran en su nombre deben sentirse satisfechos por ello. Eso es algo que debeís ya saber bien.

Mu estaba leyendo su corazón y comprendía perfectamente que la muchacha que estaba ante el no era Athena era Saori Kido.

-Pero si llegara a perder a Seiya yo...

Sólo con pensarlo su autodominio se volvía incluso más fragil que el vestido de seda que llevaba.

-Por favor, apartate Mu-.
-No esta permitido que el amor de Athena sea vertido sobre un solo caballero.....el amor de Athena debe ser para todos sus caballeros por igual.

Saori trató de escabullirse de Mu, pero por alguna razón sus piernas parecían estar atadas por alambres y no podía moverse.

-El amor de Athena....sólo en un caballero...en uno....-

Saori tenía la sensación de poder oir los gemidos y el débil latido del pulso de Hyoga, Shiryu, Shun e Ikki que junto con Seiya permanecian tendidos sin sentido en la fuente de Athena, intentando con todas sus fuerzas volver a hacer arder la llama de sus vidas que se desvanecía.

Y no sólo eran ellos, el corazón de Saori se compungía al recordar los numerosos caballeros que por Athena habáin caido y vertido su sangre.

   Ante esta situación Mu le explicó a Saori el origen del nombre de la fuente de Athena

En los tiempos mitológicos, cada vez que tenía lugar una guerra sagrada, los caballeros que recibían heridas mortales eran llevados a ese templo. Se decía que un golpe de los caballeros podía desgarrar el aire, romper el suelo. Incluso los que llevaban armadura de bronce en un segundo podían lanzar más de 100 golpes que rebasaban la velocidad del sonido.Los caballeros de plata podían lanzar el doble o incluso el triple y con respecto a aquellos que portaban las armaduras doradas se decía que podían lanzar más de 100 millones de golpes que alcanzaban la velocidad de la luz.

Por tanto, sus combates eran algo inimaginable y asi mismo el daño que podían  recibir no podía ser poco. La estructura de la materia, es decir el fundamento de la misma era atacada y  se llegaba a romper por lo que ni siquiera los médicos actuales podrían posiblemente salvar a la mayoría de los heridos en estas luchas.

Muchos de los caballeros heridos, esperaba apaciblemente en este templo del Santuario, que era como su segunda casa, a que la muerte viniera a buscarlos. Pero entonces, dice la leyenda, que desde las lejanas alturas de la estatua de Athena cayó una lágrima. Una lágrima que era como un cosmos dorado que humedecía un reseco desierto como si de un oasis se tratara. Este cosmos envolvió todo el templo y sus alrededores y se dice que todos los caballeros se recobraron de sus heridas salvando sus vidas.

Saori, aún con dolor comprendió bien el sentido de lo que Mu quería  indirectamente  decirle con esa historia. Al volverse y mirar hacia el cielo,  através de los frondosos árboles podía ver la expresión noble y a la vez dulce de la estatua de Athena.

-Ya no soís una simple joven, como la reencarnación de Athena en esta época moderna donde todavía pupulan las fuerzas maliganas tendreís que librar muchas batallas-.

Esta vez no miró a Saori directamente por el contrario permaneció con la mirada apartada de ella quizá con respeto como si esa fuera la prueba de que la reconocía como Athena y la veneraba o tal vez fue producto de un extraño presentimiento al percibir que desde la lejania la estrella polar había empezado a emitir un cosmos inquietante.

Finalmente tras hacer a Saori una respetuosa reverencia Mu desapareció entre los árboles.
Al poco Saori siguió el consejo de Mu y volvió a la mansión Kido llavandose a Jabu, Kiki y a los demás consigo.

-El amor de...Athena...

En contraste con su agitado corazón el mar Egeo que contemplaba desde el avión brillaba suavemente en un tono verde esmeralda.

..:Capítulo 3:..

Publicidad
 
Últimas noticias SS:
 

Cortesía de SS Ice Planet

[+] Confirmado! Juego para PS3:

Saint Seiya Senki

Afiliados
 
 
·ï¡÷¡ï· Saint Seiya Forever ·ï¡÷¡ï·

Promocionar tu página también
 
Hoy habia 5 visitantes (36 clics a subpáginas) ¡Gracias x visitarnos!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=