13-Guerreros divinos de Asgard II

En este post se trataré sobre otros de los guerreros de Asgard y sus mitos 

RAGNARÖK

En esta leyenda aparecen varios personajes, entre ellos el lobo Fenrir o la serpiente Jörmungard. Es muy densa de explicar, pero ahí va un resumen.

  
Fenrir en Saint Seiya

 
Fenrir y Odín mitológicos

 
Thor y Jormungand mitológicos 
 
Thor en Saint Seiya

El Ragnarök ("destino de los dioses) es la batalla del fin del mundo. Esta batalla será supuestamente emprendida entre los dioses, los Aesir, liderados por Odín y los jotuns (gigantes) liderados por Loki, el dios del engaño y las trampas. No sólo los dioses, gigantes, y monstruos perecerán en esta batalla sino que casi todo en el universo será destruido. En la sociedad vikinga los dioses no son eternos y morir en batalla era un destino admirable.

El dios más bondadoso de  todos, Balder o Baldr, un hijo de Odín, empezaba a tener malos sueños.  Su madre Frigg, que sabía leer los sueños, vio que su hijo iba a morir. Los dioses empezaron a preocuparse seriamente, y se reunieron para discutir el problema. Hicieron una lista nombrando todos los medios posibles que podrían matar a Balder. Cuando estuvo terminada la lista, Frigg la cogió y la llevó a cada uno de los rincones de los nueve mundos, haciendo prometer a cada uno de los que estaban en la lista que no le harían daño a su hijo. Todos juraron excepto el muérdago. Frigg pensó que no era algo importante y amenazante para que jurase (según otras historias, el muérdago parecía demasiado joven para jurar).

El dios Loki estaba celoso de la fama de Balder, y estaba resentido porque sus hijos Fenrir (el lobo); Jörmundgander (la serpiente) y Hela (la diosa de los muertos) habían sido raptados por los dioses para que no maltratasen ni a estos ni a los humanos. Durante mucho tiempo vagó por todo el mundo en busca de algo que no hubiese prometido no lastimar a Baldr o que rompiese su promesa, y cuando por fin perdió su esperanza, pues no encontraba nada, decidió acudir a la propia Frigg en busca de respuestas. Loki se disfrazó de anciana y se dirigió ante la diosa Frigg, y no cesó de molestarla hasta que le reveló que la única cosa que no le prometió no lastimar a su hijo fue el muérdago. Loki salió y se dirigió al bosque, cogió una gran rama de muérdago e hizo una flecha de ella (en otras versiones, una lanza).

Como su madre había hecho prometer a toda criatura o arma que no dañaría a Baldr, éste, creyéndose invulnerable a todo, ideó un juego: pidió a los dioses que le arrojaran cuantos objetos dañinos quisieran, y nada lograba herirlo 

Durante el juego, Loki le dio la flecha (o lanza) hecha de muérdago a Hoder, el hermano ciego de Balder, y le ayudo a disparar el arco. La flecha de muérdago le atravesó el pecho y Balder murió en el acto. Al verse privados de la luz y la verdad, el Ragnarök fue anunciado ante los dioses. Cuando Balder cayó, los dioses quedaron mudos, y no había en ellos fuerzas para levantarlo. Nadie tomó venganza. No podían tomar venganza sobre nadie en ese lugar, porque el lugar era sagrado. Sin embargo, por este acto, Odín y la giganta Rindr  concibieron a  Vali, quien avanzó hacia la adultez en un día y asesinó a Hoder.

Balder fue quemado ceremonialmente en su barco, Hringhorni, la mayor de todas las naves. Nanna, la esposa de Baldr, se tiró a sí misma dentro para aguardar el final del Ragnarök, donde podría reunirse con su esposo. (En otras versiones, murió de pena). También fueron quemados el caballo de Balder y todas sus pertenencias. 

Frigg, en un último intento por recuperar a su hijo, prometió sus favores a quien descendiera a Hel para recobrar a su hijo. De este modo, tras nueve días y nueve noches de travesía,  Hermond, montando en Sleinir,  llegó a Helheim (sería una especie de infierno)  para ver si Balder podría ser resucitado. Hela, diosa de los muertos e hija de Loki, le informó que si todas las cosas del mundo lloraban por Balder, ella le dejaría ir. Y así lo hicieron, todas excepto una giganta llamada  Thok, quien se rehusó a llorar por el dios asesinado. Cuando los dioses descubrieron que la giganta era en realidad Loki disfrazado, lo cazaron y lo ataron a tres rocas. Luego ataron a una serpiente sobre él, de la cual goteaba veneno sobre la cara del dios. Su esposa Sigyn  juntaba el veneno en un tazón, pero de cuando en cuando debía vaciarlo, de modo que algunas gotas del veneno caerían irremediablemente sobre Loki, quien al retorcerse de dolor causaba terremotos. Sin embargo, se libraría a tiempo para comenzar el ataque a los dioses en el Ragnarök

El Ragnarok es una sucesión de batallas y estará precedido por el “Fimbulvetr”, el Invierno de Inviernos: tres inviernos sucesivos se seguirán uno a otro sin verano. Como resultado, explotarán los conflictos y las peleas, y todos los mortales desaparecerán.

Después de una persecución perpetua, el lobo  Sköll y su hermano Hati finalmente devorarán a la diosa Sól y a su hermano Máni, respectivamente. Las estrellas desaparecerán de los cielos, sumiendo a la tierra en oscuridad.

La tierra se estremecerá tan violentamente que los árboles serán arrancados de raíz y las montañas caerán; cada unión y cada eslabón se romperá y se separará, liberando a Loki y su hijo, el lobo Fenrir. El terrible hocico de este lobo se abrirá tanto, que la parte inferior de su quijada raspará contra la tierra y la parte superior de su quijada ejercerá presión contra el cielo. Las llamas bailarán en sus ojos y saltarán de sus fosas nasales.

Eggthér, el vigilante de los Jotuns, se sentará en su tumba y rasgará su arpa, sonriendo severamente. El gallo rojo Fjalar cantará a los gigantes y el gallo de oro Gullinkambi cantará a los dioses. Un tercer gallo2, de color rojo óxido, levantará a los muertos en Hel.

Jörmundgander, la serpiente de Midgard, se levantará del lecho profundo del océano para dirigirse hacia la Tierra, torciéndose y girando en furia sobre sí misma, causando que los mares se alcen y azoten contra la tierra. Con cada respiración, la serpiente arrojará veneno, salpicando la Tierra y el Cielo con él.

Desde varias partes de la Tierra llegarán barcos con gigantes para acabar con los dioses. El mundo entero estará en guerra, el aire temblará con los ruidos, fragores y ecos. En medio de esta agitación, los gigantes de fuego, avanzaran hacia el sur y romperán en dos el propio cielo, dejando todo a su paso quemándose en llamas. Mientras cabalgan hacia Bifrost, el puente del arco iris que une Asgard con la tierra de los hombres, éste se agrietará y se romperá detrás de ellos. 

 De esta manera, todos los Jotuns y todos los habitantes de Hel, Fenrir, Jormundgander, y otros monstruos se reunirán en una gran planicie.

Mientras tanto, Heimdal, siendo el primero de los dioses que verá a los enemigos acercarse, soplará su cuerno Gjallarhorn, que sonará con tal ímpetu que será oído a través de los nueve mundos. Todos los dioses despertarán e inmediatamente se reunirán en consejo. Entonces, Yggdrasil, el árbol del mundo, se sacudirá desde la raíz a la punta. Todo en la tierra, el cielo y Hel temblará. Todo se pondrán sus vestimentas de batalla. Este extenso ejército avanzará hacia la planicie donde están Loki y sus aliados.

Odín se dirigirá hacia Fenrir; y Thor a su derecha, no podrá ayudarle porque Jörmungandr, su viejo enemigo, inmediatamente lo atacará. Freyr se enfrentará al gigante de fuego Surt, pero se convertirá en el primero de todos los dioses en sucumbir. Tyr logrará matar a Garm, un monstruo, pero será herido tan seriamente que sobrevivirá, pero sólo hasta poco después de que el mundo sea destruido por el fuego. Heimdall se encontrará con Loki, y ninguno sobrevivirá el igualado encuentro. Thor matará a Jörmungandr con su martillo Mjölnir, pero solo podrá dar nueve pasos antes de caer muerto, envenenado por la saliva que Jörmungandr escupió sobre él. Odín peleará con su poderosa lanza contra Fenrir, pero finalmente será devorado por el lobo después de una larga batalla. Para vengar a su padre, Vidar llegará inmediatamente y pondrá un pie en la quijada del lobo. Con una mano agarrará la quijada del lobo y quebrará su garganta, matándole por fin.

Entonces, Surt, gigante de fuego, quemará al mundo entero con fuego. La muerte llegará a todos los seres en la Tierra. El sol se apagará y las estrellas desaparecerán de los cielos. Surgirán vapores tóxicos y las llamas estallarán, abrasando el cielo con el fuego. Finalmente, la tierra se hundirá en el mar.

Después de la destrucción, una tierra nueva emergerá del mar, verde y justa. Los cereales madurarán en los campos que nunca fueron sembrados.. El sol reaparecerá de nuevo, ya que antes de ser tragada por Sköll, habrá dado a luz a una hija, idéntica a ella. Esta hija virginal reanudará el camino de su madre en el nuevo cielo (El Sol en la mitología nórdica, era una diosa).

Unos cuantos dioses sobrevivirán a la dura prueba: El hermano de Odín, Vili, los hijos de Odín, Vidar y Vali, los hijos de Thor Modi yMagni, que heredarán el martillo mágico de su padre, Mjölnir, y finalmente Hoenir, que sostendrá la varita y preverá lo que está por venir. Balder y su hermano Hoder, quienes murieron antes del Ragnarok, emergerán del infierno y se postrarán en los aposentos de Odín. Dos seres humanos también escaparán a la destrucción del mundo ocultándose profundamente dentro de la madera de Yggdrasil  (el arbol del cosmos ) y se llaman Líf  (o liv, "vida") y su esposo Lífþrasir ("quien desea o busca la vida") vivirán en el rocío de la mañana y repoblaran el mundo humano. Adorarán su nuevo panteón de dioses, gobernado por Balder. 

En fin.. espero que os haya gustado esta densa leyenda....

Por:

<<ANTERIOR>>    <<SIGUIENTE>> 

<<
VOLVER A MITOLOGÍA>>


Publicidad
 
Últimas noticias SS:
 

Cortesía de SS Ice Planet

[+] Confirmado! Juego para PS3:

Saint Seiya Senki

Afiliados
 
 
·ï¡÷¡ï· Saint Seiya Forever ·ï¡÷¡ï·

Promocionar tu página también
 
Hoy habia 5 visitantes (76 clics a subpáginas) ¡Gracias x visitarnos!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=