02-Hades

En este segunda entrega, trataremos de conocer más a otro de los personajes más importantes de SS, y más aún, gracias a The Lost Canvas. Se trata del dios Hades. 

HADES

Personifica:

Dios de los muertos, del inframundo, de la riqueza

Asimilado a:

Aita (Etruria), Plutón (Roma), Osiris, Horus o Anubis (Egipto), Kali o Hella (India)

Ascendientes:

Hijo de Cronos y Rea

Descendientes:

No tiene hijos, pero una variante extraña cuenta que es padre de las Erinias

Atributos

Casco de invisibilidad, cuerno de la abundancia., cetro de dos puntas

Otros datos:

Dios olímpico que interviene en muy pocos mitos.


 

ORIGENES

A diferencia de otros dioses que suelen tener varias genealogías según los autores, Hades se le considera hijo de los titanes Cronos y Rea. Sus hermanos son Hestia (diosa del fuego y del hogar), Deméter (diosa de la agricultura y cereales), Hera (diosa del matrimonio),  Poseidón (dios del mar) y Zeus (rey de los dioses).
 
MITOS 

Hades interviene en pocos mitos: 

Hades y los Titanes: Al nacer, el dios Hades había sido tragado por Cronos, a medida que nacía. Cronos había derrotado a su padre Urano y no quería tener descendencia que le lo destronara a él. Rea, su madre, salvó a Zeus, el último de sus hijos. Tras hacerse adulto, Zeus logró obligar a su padre a que vomitar a sus hermanos. Tras ser liberados, los seis jóvenes dioses, junto con los aliados que fueron capaces de lograr, desafiaron el poder de sus padres y varios de sus tíos en la Titanomaquia, una guerra divina. Zeus, Poseidón y Hades recibieron armas de los tres  Cíclopes como ayuda para la guerra: Zeus una lanza de truenos, Poseidón un tridente y Hades un casco que proporcionaba invisibilidad al que lo llevase. En la noche anterior a la primera batalla Hades se puso su casco y, siendo invisible, se infiltró en el campamento de los Titanes y destruyó sus armas. La guerra duró diez años y terminó con la victoria de los jóvenes (Olímpicos). Tras esta victoria Hades y sus dos hermanos menores, Poseidón y Zeus, echaron a suertes los reinos a gobernar. Zeus se quedó con el cielo, Poseidón con los mares y Hades recibió el inframundo, el reino invisible al que los muertos van tras dejar el mundo, así como todas las cosas bajo tierra. No confundir a Hades como rey de los muetos, con la muerte en sí, que está representado por el dios Tánatos.

El reino de Hades: A pesar de las connotaciones modernas de la muerte como «maldad», Hades tenía en realidad un carácter más altruista en la mitología. A menudo se le retrataba más como pasivo que como malvado: su papel era a menudo mantener un relativo equilibrio. Hades reinaba sobre los muertos, con la ayuda de demonios sobre los que tenía completa autoridad. Prohibió estrictamente a sus súbditos abandonar sus dominios y se enfurecía bastante cuando alguien intentaba abandonarlos o si alguien intentaba robarle alguna de sus presas. Pocas personas pudieron entrar y salir vivas de sus dominios.

A parte del nombre del dios, la palabra “Hades” se refiere a su reino, a la zona subterránea, al submundo, al inframundo de la Tierra. Una entrada al Inframundo estaba localizada en el Averno, un cráter cercano a Cumas .  A veces se utiliza la palabra «Averno» puede usarse como referencia a todo el inframundo.

Los fallecidos entraban al inframundo cruzando el río Aqueronte, llevados por Caronte, quien cobraba por el pasaje un óbolo, pequeña moneda que ponían bajo la lengua del difunto sus piadosos familiares. Los indigentes y los que no tenían amigos ni familias se reunían para siempre en la orilla cercana. El otro lado del río era vigilado por Cerbero, el perro de tres cabezas. Más allá de Cerbero, las sombras de los difuntos entraban en la tierra de los muertos para ser juzgadas.

Los cinco ríos del Hades eran Aqueronte (el río de la pena),Cocito (lamentos),  Flegeronte (fuego), Lete (olvido) y Estigia (odio). El Erídiano era también considerado un río del Hades por algunas leyendas. El Estigia formaba la frontera entre los mundos superior e inferior.

La primera región del Hades comprendía los Campos de Asfódelos, donde las almas de los héroes vagan abatidas entre espíritus menores, que gorjean a su alrededor como murciélagos. Sólo la ofrenda a ellos de sangre en el mundo de los vivos pueden despertarlos durante un tiempo a las sensaciones de humanidad.

Más allá quedaba el Érebo, cuyo nombre era temido. Había en él dos lagos: el de Lete, a donde las almas comunes acudían para borrar todos sus recuerdos, y el de Mnemósine (‘memoria’), de donde los iniciados en los Misterios preferían beber. En el antepatio del palacio de Hades y Perséfone se sentaban los tres jueces del Inframundo: Minos, Radamantis y Éaco. Allí, en el “Trivium” (una especie de juzgado), donde los tres caminos se encontraban, las almas eran juzgadas, volviendo a los Campos de Asfódelos si no eran virtuosas ni malvadas, enviados al camino del tenebroso Tártaro si eran impías o malas, o al Elíseo  con los heroicos o los benditos.

Hades y Perséfone: este es, sin duda, uno de los mitos más importantes de Hades. El dios estaba enamorado de Perséfone, hija de Zeus y Deméter, y sobrina suya. La muchacha estaba en Sicilia, acompañada de las ninfas (y de Atenea y Artemisa, según algunas leyendas) cogiendo flores. De repente se abrió el suelo y salió un carro negro conducido por corceles negros y por Hades, que la secuestró. Deméter empezó a buscar a su hija por todo el mundo y descuidó su misión de guardar la naturaleza y la agricultura. Los animales empezaron a morir, al igual que los cultivos. Deméter amenazó con abandonar sus funciones si no le devolvían a su hija. Al fin, Zeus mandó a Hades que devolviera a Perséfone a su madre, pero no era posible, por que la muchacha había comido unos granos de granada. Si alguien comía algo del inframundo estaba condenado a quedarse en él. Otra variante de la leyenda cuenta que Perséfone no comió nada, pero que Hades ordenó a un súbdito suyo que mintiera y dijera que había visto comer a la muchacha. Sea como fuere, Zeus, para consolar a Deméter, dispuso que Perséfone repartiera su tiempo entre el mundo subterráneo y el terrestre. Los autores no se ponen de acuerdo de la proporción: unos dicen que permanece en tierra un tercio de año, otros la mitad. Cuando Perséfone está en el mundo terrestre, su madre se alegra y hace que siga con su función divina: los campos florecen y hay vida (es la primavera); cuando Perséfone vuelve al inframundo, su madre está triste y descuida su función: es el invierno.

Se dice que Hades y Perséfone no tuvieron hijos, aunque una leyenda extraña dice que tuvieron tres hijas: las erinias, aunque éstas se consideran normalmente hijas de Urano.

Hades, Mente y Leuce: Como su hermano Zeus y otros dioses antiguos, Hades no era el más fiel de los maridos. Persiguió y amó intensamente a la ninfa infernal Mente, que vivía junto al río infernal Cocito. Una vez, su esposa Perséfone los encontró juntos y, presa de un ataque de celos, lanzó furiosa a la ninfa al suelo y la pisoteó. Hades transformó sus restos en la planta de la menta para que Perséfone no pudiera tomar más represalias contra ella.

De forma similar, la ninfa Leuce, a quien también había violado, fue metamorfoseada tras su muerte natural por Hades en un álamo blanco. Otra versión cuenta que fue transformada por Perséfone mientras estaba junto a la fuente de la Memoria.

Hades, Perséfone, Orfeo y Eurídice: ésta es la única leyenda en la que Hades demostró clemencia. Orfeo y Eurídice eran una pareja feliz. Pero un día, Eurídice murió mordida por una serpiente. Orfeo, inconsolable, descendió a los infiernos en busca de su esposa. Con ayuda de su lira, pues Orfeo era músico, consiguió encantar a todos los monstruos, víctimas y dioses el inframundo.  Hades y Perséfone dan su consentimiento para devolver Eurídice a Orfeo, pero ponen una condición: que Orfeo vuelva a la luz, seguido de su esposa, sin volver a mirarla antes de haber salido de su reino. Orfeo guía a Eurídice y cuando casi han llegado a la luz, se gira para asegurarse que ella le sigue. En ese momento ella se desvanece y muere por segunda vez. Orfeo trata de recuperarla nuevamente, pero esta vez es imposible.

Hades y Heracles: El último de los doce trabajos de Heracles fue capturar a Cerbero. Encontró la entrada al inframundo con ayuda de Atenea y Hermes. Heracles pidió permiso a Hades para llevarse a Cerbero. Hades accedió siempre que Heracles no le hiciese daño, aunque en algunas versiones, Heracles disparó una flecha a Hades. Cuando Heracles arrastró al perro fuera del Hades. Otras versiones cuentan que Hades y Heracles se enfrentaron en la puerta del infierno, y que el héroe lo hirió en un hombro con una flecha o con una piedra.

Hades, Teseo y Pirítoo: Teseo y Pirítoo eran dos amigos que un día decidieron casarse con dos hijas de Zeus. Teseo eligió a Helena de Troya y Pirítoo a Perséfone.  Secuestraron a Helena y, como era demasiado joven, la dejaron con la familia de Teseo hasta que tuviera la edad adecuada. Mientras, los dos amigos decidieron ir al inframuendo a secuestrar a Perséfone. Hades fingió ofrecerles hospitalidad y preparó un banquete. Tan pronto como la pareja se sentó, unas serpientes se enroscaron en torno a sus pies, atrapándolos. Después de mucho tiempo, cuando Heracles pasó por el infierno en uno de sus trabajos, logró liberar a Teseo, pero no a Pirítoo, que quedó para siempre en el inframundo.

 

IMAGENES

 
 
 
 
 
La primera imagen representa el secuestro de Perséfone por parte de Hades; la segunda es Hades-Shun, en la serie y la tercera es Hades-Alone, en el Lost Canvas. Imágenes sacadas de Google.
 
Que os parece este personaje? Se parece el Hades mitológico al de las series?
 
Puede dejar tus respuestas aquí
 

Por:

Publicidad
 
Últimas noticias SS:
 

Cortesía de SS Ice Planet

[+] Confirmado! Juego para PS3:

Saint Seiya Senki

Afiliados
 
 
·ï¡÷¡ï· Saint Seiya Forever ·ï¡÷¡ï·

Promocionar tu página también
 
Hoy habia 5 visitantes (42 clics a subpáginas) ¡Gracias x visitarnos!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=